Servicios

Fumigación

La fumigación implica realizar con humo, gases o vapores, la purificación de una sitio o zona, con algún agente químico que recibe el nombre de fumigante, usándose especialmente como método para lograr el control de plagas en lugares cerrados, para que se concentre la acción, y tiene la ventaja de penetrar en orificios, grietas y ranuras.

 

Desratización:

Control de roedores basado en la evaluación de la probabilidad de infestación, las características del lugar y la especie a  controlar, lo que determina el método de control así como el número de puntos de cebamiento o captura a instalar.

 

Desinfección & Desinfestación

La desinfección es un proceso selectivo que se emplea para destruir o inactivar a los organismos patógenos, especialmente las bacterias de origen entérico. Las bacterias en condiciones naturales, rara vez se exponen a la acción de agentes químicos en concentraciones suficientes para provocar su muerte. Sin embargo, el hombre se sirve de una gran variedad de productos químicos para matar a los microorganismos y controlar su desarrollo. Se busca que éstos sean lo más tóxicos para los microorganismos pero sin efectos para el hombre, los animales y las plantas.

 

Desinsectación

La desinsectación es el empleo de métodos científicos para combatir los artrópodos (insectos y arácnidos) en sus distintas fases, principalmente, los reservorios o vectores de enfermedades transmisibles. La desinsectación debe de ser metódica, siguiendo un plan preestablecido; científica, utilizando los productos más eficaces; completa y no uniforme, ya que para cada artrópodo se debe elegir el insecticida más adecuado y los métodos de actuación más duraderos. También se deben valorar si queremos un efecto duradero, persistente, residual o un efecto inmediato, pero poco duradero, como sería el caso de destruir insectos voladores.

 

Plagas